Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cómo matar piojos de manera natural y efectiva

Cómo matar piojos de manera natural y efectivaMatar piojos de manera natural es la alternativa más cercana que tienen los seres humanos para combatir a estos minúsculos y molestos parásitos. Ellos se alojan principalmente en la zona de la cabeza, donde buscan causar estragos en el cuero cabelludo. Aunque también pueden llegar a tener presencia en la zona del pubis, donde por obvias razones se vuelve un poco más vergonzosa y de cuidado la infestación. Los piojos pueden atacar a individuos de todas las edades, pero se concentran principalmente en los niños, ya que son más propensos a adquirirlos en las escuelas o en los lugares donde estén en contacto con otros infantes.

Cómo eliminar los piojos de forma natural y efectiva

Es cierto que existen infinidad de productos químicos que pueden resolver el inconveniente, al menos de manera momentánea, pero no son una buena opción a largo plazo. Los huevos de los piojos (liendres) suelen ser los más difíciles de eliminar, generalmente hay que aplicar ingredientes naturales para erradicarlos. La razón por la que los remedios caseros resultan más efectivos que los químicos, es porque hacia estos últimos, los parásitos han desarrollado una resistencia con el paso del tiempo. Además, el riesgo de que genere algún tipo de efecto secundario disminuye, un factor principalmente favorable cuando se trata de niños.

Remedios naturales para matar piojos y liendres en niños

Por fortuna, hay diversas opciones que pueden ser aplicadas en los infantes sin correr ningún tipo de riesgo hacia su salud. Lo mejor de todo es que pueden conseguirse con facilidad en cualquier tienda o rincón del hogar, ya que son productos que por lo general se usan con frecuencia, sobre todo al momento de cocinar.

De inmediato presentaremos una lista diseñada principalmente para ayudar en todo el proceso que corresponde a la eliminación de piojos y liendres en niños. Cada uno de los métodos que se describirán a continuación se caracterizan por no afectar la piel del menor de edad, si se aplica de la forma correcta.

Algo importante que se debe tener muy en cuenta es que, sea cual fuere el tratamiento que se aplique, al final se debe usar un peine antipiojos o lendrera para eliminar por completo esta plaga, de otro modo, el procedimiento quedará inconcluso.

Plantas medicinales antipiojos

Contar con este tipo de plantas en el hogar suele ser un alivio para diversas afecciones que se pueden adquirir en la cotidianidad. En el caso de la pediculosis, como se le conoce a la infestación de piojos y liendres, no es la excepción. La menta, el eucalipto y la lavanda son tan solo algunas de las opciones que se pueden aplicar para intentar matar piojos de manera natural, y con la mayor eficacia posible. En todos los escenarios, se deben combinar con agua previamente hervida, colarla y posteriormente echar sobre el cuero cabelludo durante algunos minutos.

Infusión de ruda

Se trata de otro tipo de infusión disponible para acabar con los parásitos. Para ello será necesario hervir aproximadamente medio litro de agua y luego mezclarlo con unos 30 gramos de ruda. Eso sí, se debe echar la sustancia cuando el agua comience su punto de ebullición, no antes. Posteriormente, hay que dejar reposar la infusión durante unos 20 minutos. El último paso ya consiste en aplicarlo sobre el cuero cabelludo, en un tiempo promedio de entre una y dos horas. Siempre usar un gorro que proteja la zona afectada, para incrementar la capacidad de concentración y el efecto de la técnica.

Aceite de oliva

¿Quién no tiene alguna botella de aceite de oliva en su hogar? Esta sustancia es altamente efectiva para matar piojos y liendres en niños, ya que los asfixia hasta despegarlos del cuero cabelludo. Se tendrán que aplicar unas cuatro cucharadas en la cabeza y cubrirla con una bolsa plástica, o en su defecto, una toalla durante un período de tiempo que podría extenderse entre tres a cuatro horas. El tratamiento debe repetirse unas tres o cuatro veces por semana para aumentar su efectividad. Algunas personas combinan el aceite de lavanda y el aceite de oliva para eliminar piojos, lo cual también es muy recomendable.

Aceites esenciales

Quizás el más utilizado de todos sea el aceite esencial de lavanda, aunque hay otros como el árbol de té que pueden resultar igual de eficaces. Este tipo de aceites deben ser aplicados por un tiempo más prolongado, lo recomendable es que sea durante la noche mientras se duerme. Por esa razón, se debe aplicar con el mismo gorro o bolsa plástica sobre la cabeza para preservar la sustancia y evitar algún tipo de accidentes con la ropa de cama. En la mañana, deben ser retirados con abundante agua y champú, las liendres caerán casi de forma inmediata.

Aceite de árbol de té

Por la potencia que posee el olor del aceite de árbol de té, es una de las opciones más efectivas para mantener alejados a los piojos. Algunas personas lo combinan con el champú al echar algunas gotas sobre él, mientras que otras prefieren aplicarlo directamente sobre el cuero cabelludo. En todo caso, una de las principales funciones que cumple es la de aliviar la profunda comezón que producen estos parásitos, y de esa manera evitar una lesión en la zona tan sensible para los niños.

Aceite de eucalipto

Resulta muy efectivo para desinfectar de parásitos no solo la piel del infante, sino también su cama o cualquier otro lugar, donde por sentido común debe haber presencia de piojos. De igual manera, ofrece como una de sus virtudes principales el despeje de las vías respiratorias, razón por la que es conocido principalmente en muchos rincones del mundo. Sin embargo, es poco conocido que también contribuye como un eficaz plaguicida, y en este caso específico, elimina los piojos con una efectividad que ningún producto químico es capaz de ofrecer.

Vinagre

En términos generales, el vinagre de sidra de manzana es el remedio predilecto para aplicar en la zona afectada de los niños. Es un método muy tradicional que se ha mantenido con el paso del tiempo, de generación en generación. Se debe mezclar medio vaso de vinagre con una pequeña cucharada de esencia de tomillo para proceder a colocar en la zona afectada del infante. Al igual que con el aceite de oliva, se debe tapar la cabeza con una bolsa plástica o algún tipo de gorro durante unas cinco horas.

Spray de citronela

El componente de este spray se convierte en un repelente natural para los piojos, pero también para cualquier otro insecto que intente acercarse. Las medidas para su preparación son las siguientes: 350 ml de agua, 350 ml de alcohol, 150 ml de glicerina líquida y 150 ml de aceite de citronela. El olor que se desprende es sumamente intenso, por lo que funciona a la perfección para mantener bien alejados a estos parásitos. Por obvias razones debe estar en un recipiente bien cerrado y debe aplicarse de manera diaria sobre el cuero cabelludo, dejándolo actuar durante algunos minutos.

Peine antipiojos (complemento)

Sin duda alguna, además de ser una de las alternativas más comunes y tradicionales, también es de las que mayor efectividad ofrece. El detalle con este tipo de peines, también conocido como lendrera, es que su función se enfoca principalmente como complemento, es decir, es la opción ideal para culminar cualquiera de los tratamientos naturales existentes una vez que se hayan aplicado. Luego del baño o la aplicación de las mezclas, el peine servirá para revisar y dividir de manera minuciosa cada una de las secciones en la cabeza. La lucha contra estos minúsculos seres debe ser constante.

Otras técnicas para matar piojos de manera natural

Combinar cada uno de los métodos descritos anteriormente puede tener como resultado la fórmula definitiva para matar piojos y liendres de manera natural. La idea es ir experimentando con cada uno de ellos para ver cual se da mejor que el otro. Es importante mantener el tratamiento escogido al menos por dos semanas, además de ser consecuente y paciente con el método. Eliminar las liendres es el aspecto más complicado, pero siguiendo los pasos indicados anteriormente, la probabilidad de éxito a mediano y corto plazo se multiplica a un ritmo elevado.

Puede resultar básico y hasta absurdo, pero lavar de manera minuciosa cada una de las ropas de cama es otro de los remedios caseros para quitar los piojos que se debe aplicar continuamente. Aunque más que un remedio se refiere a una acción que se debe hacer periódicamente para mantener la higiene del hogar. Lo recomendable es hacerlo con agua caliente, ya que los parásitos no soportan temperaturas mayores a los 50 grados.

Ventajas de utilizar remedios caseros para matar los piojos y liendres en niños

La principal ventaja de usar remedios caseros para exterminar los piojos y liendres en niños es que elimina casi por completo el riesgo de intoxicación por utilizar productos químicos. Está comprobado que cualquiera de los métodos anteriormente descritos funcionan en la mayoría de los casos, hasta con mayor eficacia que cualquier antipiojos disponible en el mercado. Eso sí, hay que armarse de paciencia porque requiere un poco más de tiempo aplicar estas opciones, pero a mediano y largo plazo cumplen la función a la perfección. Así que manos a la obra.

Menos mal que la naturaleza es noble y ofrece elementos como las hojas de eucalipto, la lavanda o el árbol de té, que dentro de todos sus múltiples usos incluye la de eliminar las liendres. Eso sí, quizás no veas los resultados al primer día, pero si se mantiene el tratamiento a lo largo de algunas semanas, valdrá la pena. Acabar con los piojos adultos casi que lo puede hacer cualquier producto existente, pero hacerlo con los huevos que dejan en la zona afectada es el gran reto. La palabra mágica para recalcar es “tiempo” acompañado de la paciencia.

[Total:1    Promedio:5/5]

Join The Discussion